Esperando al gatito gordo

Los patucos de Martín

Los patucos del gatito gordo

Llevo unos días un poco “mosca” porque noto más revuelo del habitual en mi territorio.

Yo ya había notado a “mi gata” algo diferente, más hinchada de lo habitual. Pero pensé que había comido demasiado pienso.

El otro día decidí hablar directamente con el “gran gato” a ponerle sobre aviso. Creo que “mi gata” se ha comido el saco entero.

Copito inspecciona los patucos del gatito gordo

Copito inspecciona los patucos del gatito gordo

El “gran gato” me lo ha explicado todo: -“¿Recuerdas Copi que te contamos hace tiempo que iba a venir un “gatito gordo“? Pues ya no queda nada, más bien muy poco.”-.

¡Se me había olvidado! Debe ser porque me concentro demasiado en mis siestas.

Ahora estoy muy pendiente de “mi gata” y me paso todo el día encima de ella. La sigo por la casa y duermo a su lado.

Estoy muy pendiente de ella…No vaya a ser que llegue el nuevo gato y la pille despistada.

6 Responses to “Esperando al gatito gordo”

  1. Luna y Zeus dice:

    Enhorabuena!! Y tranquilo, que ahora lo pasarás genial con un nuevo gato gordo, jijiji.
    No dejes de contarnos todo eh?

    Ronroneos

  2. Molli y Kimi dice:

    No sabiamos nada, pero enhorabuena a tu mami!!! Copi.
    Ya nos contaras novedades.
    Ronroneos y muuuucho lametones
    Molli y Kimi

  3. La Gatera dice:

    ¡Vaya! ¡Eso sí que es una novedad! Ánimo, Copito y a seguir vigilando a “tu gata”.

  4. Ambulancio dice:

    Hola, Copi!

    Lo primero darte una noticia tranquilizadora: los cachorros humanos no comen pienso felino, así que no vas a tener peleas por la posesión del cuenco con el gatito gordo. Eso te quita una preocupación muy importante, ya que hemos tenido por aquí algún cachorro felino y no veas lo que zampan! 🙂

    La llegada del gatito gordo será una muy buena noticia para ti porque dará mucha alegría a la casa y eso acabará redundando, en una primera fase, en un aumento del volumen de pienso de tu cuenco.

    Luego tienes que ser consciente de que tendrás un humano más al que proteger y cuidar en casa, ya que no son ellos los que nos cuidan a los felinos (eso se creen los pobres…), sino al revés. Una importante responsabilidad que tenemos los felinos, pero merece la pena. Luego ese gatito gordo cuando sea casi un “gran gato” te devolverá con creces tu protección con caricias y buen pienso.

    Esto me lo han contado los grandotes, que no tienen (al menos de momento…) gatitos gordos a los que proteger por aquí, pero yo ya estoy preparado por si acaso…

    Un maullido!

    AMBU
    Pd: Los grandotes (y también Muxu y Wendy) dicen que MUCHAS FELICIDADES!!! (ZORIONAK!!!)

  5. Copito dice:

    ¡Gracias a todos!
    Ambu es un gran alivio saber que mi pienso está asegurado. Y una gran responsabilidad tener que vigilar este nuevo gato. Ya sabéis que aunque el “gran gato” se cree el lider de la manada, sólo dejo que se lo crea un poquito por no romperle el corazón.